Search This Blog

jueves, mayo 07, 2009

Tendencias poco comúnes

Muchos no tenemos oportunidades, nuestro país brinda la facilidad de ser pobre, no se solicitan requisitos ni hay ningún tipo de discriminación de raza, sexo o religión, cualquiera puede unirse al clan, es difícil al principio pero luego de nacer todo es cuesta abajo, cuesta comprender porque hay tan poco espacio para tanta gente, pero luego de cinco años eso nos parece normal, aprendemos a ver todo aquello que se mueva con los ojos del hambre, y algunos logramos descubrir que lo que se movía sabe bien y es mas fácil comprobarlo cuando no se mueve, nos puede dar lástima como un pollo es pelado para ser hecho en sopa; pero la tristeza fluye tal cual ventoso efímero cuando sacia nuestra hambre heredada.

No comprendemos los sonidos repetitivos en la música contemporánea que sale de las ventanas de grandes casas de paredes con ladrillos o hechas de cemento, sabemos decir "zenkiu" pero nunca lo aprendimos a escribir, creemos que un cartón al final de nuestra vida estudiantil nos asegura un lugar en el sistema que podría alejarnos de nuestro estatus de nacimiento, y los que no lo poseen nos lo confirman.

Pero no importa cuanto hagamos, cuanto luchemos, cuanto logremos conseguir y escalar, el fin del camino nos encuentra a todos de la misma manera que una gota de lluvia encuentra el oceano, le costará llegar y no importa cuanto se eleve, llegará al mismo cumbo donde todos somos iguales.

Por lo que quiero externar un desagrado, no estoy molesto por ser lo que somos, sino que nos juzguen por lo que hacemos, uno esta donde pudo, donde nació y/o donde quiere estar; pero al ir escalando en pequeñas gradas imaginarias que nos causan los espejísmos del sistema educativo, al saber leer dejamos de querer a los que no saben leer, al saber correr dejamos en guinda nos alejamos de los que solo pueden gatrear, al saber volar defecamos sobre los que aún no vuelan.

Pido a todo aquel que se desee llamar Salvadoreño de corazón, que recuerde que trabajamos en nuestra tierra juntos y nos hacen creer que es ajena, por lo que no tenemos que sucumbir a la corriente del río por donde nos quieren llevar, algunos no pudimos tener un colón más para poder estar donde nuestros mismos hermanos nos llamen revoltosos, pelioneros, rejuntados, aprovechados, pidiches y huevones, espero que en un futuro las palabras "grencho patas chucas" seán de digno orgullo de un hermano salvadoreño y representen nuestra labor y esfuerzo de la raza mestiza que se niega a olvidar las palabras tata, nana y champa, sería mi utopía llegar a que todos prefiramos nuestro nombre sin esas letritas que acompañan un pedazo de papel o un cargo que nos dan en esos espejismos mal logrados que pueden ser develados mirando horizontalmente y no verticalmente, y que al fin encontremos la manera de compartir la pupusa que cenamos junto al fresco de tamarindo con todos los que necesiten saciar hambre y sed para poder seguir siendo "Salvadoreños" y no "Salvadoreños de aqui, Salvadoreños de allá, Salvadoreños con suerte, Salvadoreños sin suerte".

Permítanse todos ser un poco mas humanos y que aunque no posean la creencia de Dios, puedan comprender el mensaje de ver a los lados, a nuestro hermanos y hacer por todos nosotros lo que quisiéramos que hicieran con nosotros, puesto que mestizos somos todos.

Tik titecan tikustut nemi

2 comentarios:

Caro Flores dijo...

"al saber leer dejamos de querer a los que no saben leer" ¡ay gato! qué palabras tan ciertas y tan duras... me gustó mucho este escrito furioso. Saludotes de la tica perdida en México.

*The Demoledor* dijo...

David soy nuevo en crear blog y administrador de un blog por eso pido tu ayuda dejo este comentario para que me aconsejes como utilizarlo mi blog es http://thedemoledorxp.blogspot.com/y mi correo es el siguiente thedemoledor@gmail.com espero una pronta respuesta. atentamente Darwins Pinto